Mejorar la seguridad informática en la empresa

Vamos a dar unos consejos para mejorar la seguridad informática en la empresa. Como se dice muchas veces, el mejor cortafuegos y antivirus somos nosotros mismos. En realidad, habría que matizar que eso es así si tenemos una buena formación en ciberseguridad. Así que vamos a empezar preguntándote…

¿Te sientes seguro tras la pantalla?

Unos años atrás, tener una brecha en la seguridad en la empresa podía significar tener a alguien que filtrase información desde dentro. Ahora, en un mundo digital, el agujero puede estar en tu ordenador y podrías ser tú quien filtre información. Y, sin darte cuenta, podrías estar haciéndolo ahora mismo.

La gente suele dar por hecho que está seguro con su ordenador si no ve nada raro. Al fin y al cabo, sueles usar tu equipo en casa o en la oficina, lugares donde te sientes seguro y, lo más probable, es que físicamente estés a salvo. Pero tu privacidad e intimidad pueden verse comprometidas desde miles de kilómetros. Hoy en día, todo lleva consigo datos asociados y hay que vigilar cómo de expuestos están.

Cuando registras tus credenciales en un portal web y pones la misma contraseña que usas para acceder a tu ordenador y a la app de tu banco, puede que, sin saberlo, le estés dando acceso a todos esos datos a los administradores de ese portal. Cuando descargas para rellenar ese ‘formulario.exe’ que te ha enviado tu compañía del gas, puedes estar dando acceso a tu pantalla y a tu cámara a los remitentes. Dar pasos en internet es como darlos en la luna: te sientes ligero dándolos, pero dejan huella y esta nunca se borra.

Aun así, y por suerte, de la misma forma que hay quien trata de invadir tu privacidad, hay quien trata de evitar que lo consigan. A nivel usuario, las siguientes indicaciones deberían servirte para estar cubierto en la mayoría de las situaciones. Además, aconsejamos que hagas difusión en tu equipo y empresa sobre ello. Vamos a mejorar la seguridad informática en la empresa:

  • Si no lo tienes ya, tendrías que considerar una prioridad tener un antivirus con protección de red. Este se encargará de hacerte difícil el acceso a páginas maliciosas, así como el trato con archivos sospechosos.
  • Usa contraseñas complicadas y evita, en la medida de lo posible, repetirlas. Si alguna vez se vulnerase una de estas contraseñas, el daño será mucho menor y mucho más fácil de solucionar.
  • Como norma general, desconfía de todo mensaje que te pida datos de cualquier índole. Lógicamente, sospecha más de quien te pida datos bancarios que de quien te pida el número de teléfono, pero pecar de receloso con tus datos, es una buena práctica.
  • Y, por último, no descargues, ni mucho menos ejecutes, archivos en los que no sabes que puede haber.

Internet es un mar revoltoso, en el que cualquiera puede hacerse con una patente de corso. Navega con cuidado.

Si quieres saber más sobre ciberseguridad y especialmente en el entorno de la empresa, te recomendamos echarle un ojo a este artículo que hicimos sobre la utilidad de la doble autenticación.

Un saludo, el equipo de Transformación Digital Barcelona INNOVAmee.

2021-09-29T15:19:16+00:00septiembre 29th, 2021|Sin categorizar|Sin comentarios

Deja un comentario